Enlaces Patrocinados

La fábrica Ferrari en Maranello

Puerta principal de la fábrica de Maranello

Actualizado: 18 de julio de 2008
Si hablar de Ferrari es hablar sobre una pasión, es imprescindible describir su sede, su hogar, o para muchos, su centro de perenigraje. Maranello es una pequeña ciudad ubicado a 16 kilómetros al sur de Módena (Italia).

Sin embargo, esta ciudad no fue sede de Ferrari por una decisión voluntaria. Desde sus inicios como mecánico, Enzo Ferrari se estableció en Módena; pero ante la ofensiva aliada durante la Segunda Guerra Mundial modificó drásticamente los planes de negocio.

En 1943 se pone en funcionamiento la Ley de Descentralización de la Industria, que conminaba a las fábricas a distribuirse en diferentes zonas de Italia para evitar la conglomeración y así ser blancos fáciles de los bombardeos aliados. De esta manera, la Auto Avio Costruzioni (el primer nombre que se utilizó por un convenio firmado por Alfa Romeo) se trasladó de Módena 16 kilómetros hacia el sur, a Maranello.

Desde entonces, este pueblo creció al mismo ritmo que la fábrica a la que acogía. Los éxitos de Ferrari hicieron que la empresa se desarrollara rápidamente, logrando que al día de hoy casi todos los negocios existentes (relacionados con el turismo como restaurantes o souvenirs) giran en torno a la casa del Cavallino Rampante.

En 1963, Il Commendatore fundó el Instituto Professionale per l´Industria e Artigianato (Instituto Profesional para la Industria y el Artesanado), una escuela de aprendizaje en la ciudad, cerca de la fábrica, de los que salen casi todos los técnicos e ingenieros que trabajan en Ferrari. A pesar de la globalización, un gran porcentaje de los trabajadores de la fábrica son de la zona.

En cuanto a la fábrica, el avance de la tecnología lo obligó a realizar profundos cambios, pero siempre cuidando la tradición de la casa. La gran amplación de la fábrica comenzó en 1997 (el proyecto fue llamado Fórmula Uomo), y sus trabajos se presume terminarán en el 2006. Se trata de la modernización y ampliación de todas sus áreas, tanto logísticas, fabriles como deportivas, poniéndola al nivel de los máximos imperios automovilísticos, a pesar de ser considerado por el volúmen de unidades un pequeño fabricante.

Pero cuenta con todos los elementos que requiere una verdadera fábrica de automóviles: las oficinas administrativas, logística, planta de motores, mecánica, cadena de montaje, sección de acabado, pintura y mantenimiento; y una sección especial de Fórmula 1 (que cuenta con las mismas secciones que los autos), incluido túnel de viento y circuito propio (Fiorano).

A grandes rasgos, así es la fábrica de Ferrari en Maranello. A continuación, algunos detalles específicos.




Búsqueda personalizada